Nous utilisons nos propres cookies et ceux de tiers pour faire fonctionner notre site Web en toute sécurité et personnaliser son contenu. De même, nous utilisons des cookies pour mesurer et obtenir des données sur votre navigation et pour ajuster la publicité à vos goûts et préférences. Appuyez sur le bouton "Tout accepter" pour confirmer que vous avez lu et accepté les informations présentées. Pour gérer ou désactiver ces cookies, cliquez sur "Paramètres". Vous pouvez obtenir plus d'informations en consultant notre politique de cookies.
Modifier les cookies
Technique et Fonctionnel Toujours actif
Ce site Web utilise ses propres cookies pour collecter des informations afin d'améliorer nos services. Si vous continuez à naviguer, vous acceptez leur installation. L'utilisateur a la possibilité de configurer son navigateur, pouvant, s'il le souhaite, empêcher leur installation sur son disque dur, même s'il doit garder à l'esprit qu'une telle action peut entraîner des difficultés de navigation sur le site.
Analyse et Personnalisation
Ils permettent le suivi et l'analyse du comportement des utilisateurs de ce site. Les informations collectées via ce type de cookies sont utilisées pour mesurer l'activité du Web pour l'élaboration des profils de navigation des utilisateurs afin d'introduire des améliorations basées sur l'analyse des données d'utilisation effectuée par les utilisateurs du service. . Ils nous permettent de sauvegarder les informations de préférence de l'utilisateur pour améliorer la qualité de nos services et offrir une meilleure expérience grâce aux produits recommandés.
Marketing et Publicité
Ces cookies sont utilisés pour stocker des informations sur les préférences et les choix personnels de l'utilisateur grâce à l'observation continue de ses habitudes de navigation. Grâce à eux, nous pouvons connaître les habitudes de navigation sur le site Web et afficher des publicités liées au profil de navigation de l'utilisateur.

Celebración de Halloween y Castañada en Barcelona

Costumbres y tradiciones catalanas

30 Octobre 2020
María Castillo
Celebración de Halloween y Castañada en Barcelona

La Castañada

Es una fiesta popular de Barcelona que se celebra el 31 de octubre, justo el d{ia antes del día de "Tots Sants" o el día de todos los Santos del 01 de noviembre de cada año, con la finalidad de conmemorar a las personas y seres queridos que ya no están con nosotros.

Cuenta la historia que esta popular fiesta catalana comenzó hace varios siglos cuando las familias se reunían en los ritos funerarios y se sentaban alrededor de la mesa a comer los frutos típicos otoñales (castañas, calabazas, boniatos, etc.) y algunos dulces típicos como fruta confitada y panellets, mientras contaban historias y recordaban a sus recién fallecidos.

Así mismo, esta comida típica de otoño ayudaba a los "campaners" a tocar las campanas toda la noche para rendir homenaje a los familiares y seres queridos fallecidos. Esta tradición se ha inculcado tan profundamente en Cataluña, que cada año los visitantes pueden deleitarse de estas exquisiteces otoñales en los centenares de puestitos que ofrecen castañas y boniatos recién tostados por una castanyera.

La conmemoración de los difuntos:

Cada 31 de octubre se conmemora el día de todos los santos. Su origen se remonta a mediados del siglo IX cuando el Papa Gregorio IV decidió extender la celebración del 01 de noviembre a toda la Iglesia Católica y consiste en conmemorar a todos los difuntos que han logrado alcanzar la vida eterna en presencia de Dios. Es por esto que cada 1 de noviembre todos los cementerios de Cataluña abren sus puertas y amplían sus horarios de visita para que las personas puedan visitar a sus seres queridos con lindos arreglos de flores y ofrendas. Se cree también que esta tradición es de origen romano, ya que a comienzo de cada noviembre visitaban a sus difuntos para pedirles una buena cosecha.

Dulces típicos de España y Cataluña:

Cada celebración popular está ligada a una comida y esta no es la excepción. Durante esta época se comen innumerables dulces en toda España y en la región de Cataluña.

Por un lado están los conocidos "buñuelos de viento", que están rellenos de nata, café o chocolate. Se cree que fue una receta inventada por el cocinero de Felipe II y la tradición asegura que si se come un buñuelo en esa fecha, se salva un alma del purgatorio.

Otra comida típica son los huesos de santo, una exquisita masa de mazapán en forma de tubo que luego de ser cocinado lo rocían con sirope, lo que le da una tonalidad marrón-beige. Los puedes encontrar rellenos de varios sabores exóticos y deliciosos.

Por último están los panellets, los deliciosos panecillos dulces de hechos con almendras molidas, huevo, ralladura de limón y azúcar. Estos dulces son típicos de la región de Cataluña y durante esta época podrás ver miles de mercadillos callejeros o ferias.

 

Artículo relacionado: Las mejores actividades y eventos Navideños de Barcelona

 

La celebración de Halloween:

Se cree que esta tradición se remonta hace más de 2000 años en la noche de "Samhain", cuando los celtas apagaban las luces y esperaban que la muerte no tocara sus puertas. Esta costumbre se extendió rápidamente por las islas británicas y europea occidental, haciéndose muy popular rápidamente.

Se creía que en la noche de "Samhain" los muertos volvían a caminar por la tierra, volviendo a poseer a los vivos, por eso las casas se mantenían apagadas, no se encendía las chimeneas y era recomendable vestirse de negro para evitar llamar la atención de los muertos. Fue así como se comenzó a llamar a esta víspera "All Hallows Eve" o "La víspera de todos los Santos", que luego de los siglos dio el nombre universal a "Halloween".

La tradición de la calabaza:

Se cree que esta tradición proviene del folclore irlandés en el siglo XVIII. Todo comenzó con la historia de un famoso personaje llamado "Jack" que era un bebedor y holgazán que se pasaba los días tumbado bajo un roble. Cuenta la leyenda que se le apareció el diablo para llevárselo al infierno, pero Jack lo desafió a trepar el roble. Cuando satanás estaba en la copa, Jack talló una cruz para que no pudiera bajar. Para que pudiera descender Jack le ofreció una tregua: lo dejaría bajar solo si no lo tentaba más con la bebida y el juego.

Cuando Jack murió, sin embargo, no pudo ir al cielo por sus pecados en la tierra, ni tampoco al infierno por haber engañado al diablo, pero como forma de compensarlo, el diablo le entregó una brasa para que pudiera iluminar su camino hasta el día del juicio final. La brasa estaba dentro de un nabo ahuecado y funcionaba como un farol. Los irlandeses usaban los nabos como parte de la tradición, pero cuando los inmigrantes llegaron a Estados Unidos pudieron ver que harían más calabazas que nabos, por lo que las comenzaron a utilizar para crear sus "faroles" con una vela en su interior.

Tradición de pedir dulces:

En cuanto a la tradición de "truco o trato", este comenzó alrededor de 1930 y nace como una práctica que se realizaba en Europa que se llamaba "souling", donde los cristianos primitivos iban de pueblo en pueblo mendigando "pasteles de difuntos" o "soul cakes", que eran trozos de pan con pasas de uvas. Cuantos más panecillos recibieran los mendigos, más oraciones se rezarían por las almas de los seres queridos de los benefactores.

 

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo con tus amigos, familiares o con quien quieras y recuerda seguirnos en @atemporal_bcn

 

Partager